Ana Gabriela Fernandez

Nació en el año 1971 en el departamento de San José, lugar en el que vive en la actualidad. Es docente e investigadora de FLACSO Uruguay del Programa Género y Cultura y se encuentra terminando su doctorado en Género y Diversidad en la Universidad de Oviedo. Además es Edila por Casa Grande de San José.

Su militancia comienza desde muy pequeña. Nos cuenta que su madre y su padre nunca escatimaron en explicaciones políticas, así como los amigos de sus padres que fueron muchos, fundadores del Frente Amplio; “esa barra de destituidos del liceo que se encontraban en cumpleaños o se tomaban el tren para ir a Canelones a la casa de Anamaría”. En este sentido ellos fueron sus principales influencias políticas. Si piensa en un maestro en toda sus dimensiones ese sería “El Bebe” Cerminara.

Su formación comenzó por las Artes Escénicas en la EMAD; Educación Social y luego estudios de maestría en Género y Diversidad y en Cooperación Internacional. Actualmente se encuentra cursando el doctorado en Género y Diversidad en la Universidad de Oviedo y su investigación tiene que ver con la inclusión de la perspectiva de género en la gestión del riesgo de desastres naturales. Ferviente feminista que trabaja y milita por los derechos de las mujeres e intenta introducir la perspectiva de género de todos los ámbitos que participa.

En su tiempo libre le gusta ir a ver teatro y danza. Además practica básquetbol y juega en un equipo local.


Ana Gabriela Fernández sobre la Ley de Género: ahora hay que velar por que se cumpla

Ana Gabriela Fernández, edila de San José por Casa Grande, fue entrevistada sobre la aprobación de la ley integral de violencia basada en género. Comentó que “la ley muestra que las soluciones no van en una sola dirección sino que hay que tomar muchas medidas. Lo más importante de la ley es la visión que es un problema complejo y tiene que tener soluciones complejas. Esto no es sencillo. Se ha avanzado mucho pero queda muchísimo por hacer.” 

+


Diversas pero no dispersas

Entre el jueves 23 y el sábado 25 de noviembre nos reunimos en Montevideo más de 2300 mujeres de toda América en el 14 Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (14 EFLAC). Experiencia maravillosa donde todas pudimos dar nuestros puntos de vista sobre los más variados temas que tienen que ver con nuestra vida cotidiana, la sociedad, o con los diferentes espacios de trabajo o participación en donde nos encontramos. La riqueza de las diferencias y la diversidad. +


Verde que te quiero verde

Volvamos sobre los espacios verdes de la ciudad de San José y del resto del departamento. Es necesario repensarlo. +


Peor la enmienda que el soneto

José Luis Falero realiza una mala gestión de la Intendencia de San José desde nuestro punto de vista. Fue malo su primer período y el segundo se encamina de manera similar. Y no me refiero sólo, ni siquiera de forma preponderante, al déficit crónico que instaló y mantuvo de las finanzas locales. Es importante, pero es más relevante el que muestran las obras, planes y proyectos.

+


Antes de la próxima creciente

Las lluvias de hace algunos días hicieron que el río volviera a crecer. No fue la crecida del año anterior, pero igualmente tuvo como consecuencia un número importante de familias evacuadas. En la ciudad de San José se informó de 104 personas; de Ciudad del Plata no se manejaron datos; una vez más… Tampoco sabemos cuántos se auto evacuaron. Sobrevuela el fantasma de las grandes inundaciones del año pasado y mucha gente mira el río con preocupación. +


Balneario Kiyú: desarrollo turístico y transporte colectivo

Sin duda, Kiyú es una de las joyas que la naturaleza le regaló al Uruguay. Mucha suerte tuvimos cuando quedó comprendida en los límites del departamento de San José. Playas, altas barrancas, relevancia arqueológica, árboles hasta la franja costera y mucho espacio para planificar y pensar qué hacer con ese regalo. +


Señales de humo negro

El lunes se votó presidente en la Junta Departamental. En este momento no estoy ejerciendo la banca, pero como el tema se venía discutiendo desde hacía semanas y las decisiones las tomamos en conjunto, voy a dar mi opinión. No opinaré de las características personales de nadie sino de las prácticas políticas.

+


Trabajadoras, también es nuestro día

El 1º de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, es el día de la lucha obrera. La historia, el movimiento sindical y social nos lo han enseñado así desde que tenemos uso de razón. Sin embargo, este relato construido desde finales del siglo XIX ha dejado por el camino a la mitad de la clase trabajadora y algunos conceptos sobre economía y mercado que conviene repasar.

+


Otro 8 de marzo, no cualquiera.

Hace exactamente un año comencé una columna así: Hoy, otra vez, es 8 de marzo. Hoy, otra vez, tenemos que aclarar que es un día de reivindicación y no de celebración, que queremos derechos y no flores, que ojalá no fuera necesario un Día Internacional de las Mujeres. +


Mortalidad materna: ¿Nos importa?

El 2017 comenzó con una gran noticia para el país: Uruguay es el país con menor mortalidad materna de Latinoamérica. Al leerla no pude menos que sonreír y pensar en todas esas luchas de mujeres que me antecedieron. Lo estamos logrando, todavía falta, pero este es el camino. Lástima que lo vi en un solo medio de prensa. +